ORGULLO E IDENTIDAD UNEN A COLABORADORES UNIFRANZ | Unifranz

ORGULLO E IDENTIDAD UNEN A COLABORADORES UNIFRANZ

ORGULLO E IDENTIDAD UNEN A COLABORADORES UNIFRANZ

UNIFRANZ marcó un hito al convertirse en la primera universidad del país certificada como un “Gran Lugar para Trabajar”, que la acredita como una institución que ofrece una experiencia laboral de estándar mundial a sus colaboradores. Entre los datos reflejados tras la certificación, se apunta que el 98% de los colaboradores a nivel nacional afirma sentirse orgulloso cuando ven lo que han logrado.  

La certificación Great Place to Work (GPTW) tiene una característica esencial que la hace muy valiosa: es otorgada gracias a los propios colaboradores que son quienes, a través de una encuesta interna desarrollada por GPTW, califican y dan veracidad de la calidad de su espacio de trabajo, del liderazgo de quienes los guían en el día a día y el valor que se les da como piezas fundamentales de la organización.

En el campus El Alto, sus trabajadores expresan gran orgullo por pertenecer a una empresa con esas características, así como Vania Meléndez, Coordinadora de Administración desde hace casi cinco años; para ella, trabajar en Unifranz “es un constante desafío, estar siempre atentos a los cambios, a los retos de mejora continua, al trabajo en equipo. Es una pasión y un aprendizaje constante”.

Respecto a la certificación, afirma que “pertenecer a una de las pocas empresas de Bolivia catalogadas como GPTW es gratificante y no solo por la certificación si no porque nos sentimos bien en nuestro ambiente laboral. Me siento orgullosa de pertenecer a Unifranz y poder aportar con un granito de arena a la excelencia en educación”.

Es importante destacar que la actividad laboral se constituye en parte esencial de la vida de las personas y, en consecuencia, es uno de los ámbitos donde más convergen las emociones y sensaciones, tales como la felicidad, la frustración o la satisfacción personal, entre otras. El clima organizacional es precisamente ese conjunto de sensaciones e impresiones que tienen los trabajadores sobre el ambiente que perciben en la institución y que, en el caso de la Certificación GPTW, es lo que evalúa.

Desde hace tres años y medio, Eliana Exalto funge como Directora de la Carrera de Psicología en Unifranz El Alto, trabajo que para ella “es una experiencia extraordinaria, ya que los retos y metas que tenemos como institución, en pro de transformar la educación del país y la región, fortalecen más nuestra pasión por enseñar y trabajar como una familia”.

Para Eliana, el valor de la certificación “es incalculable, porque reúne un conjunto de sentimientos y experiencias inolvidables, como resultado del trabajo de equipo y el liderazgo que cada uno demuestra (…) para seguir construyendo una institución sólida en beneficio de la educación en la ciudad de El Alto y Bolivia”.

Para toda empresa o institución, convertirse en un gran lugar para trabajar puede significar años de mucho esfuerzo, pero sobre todo de estrategias de desarrollo organizacional que permitan visionar un verdadero lugar beneficioso para todos sus miembros. Esto, a diferencia de lo que se pueda pensar, no tiene que ver únicamente con el salario u horarios de los trabajadores, sino también con otros elementos fundamentales para el funcionamiento de la empresa como un mayor involucramiento de los colaboradores en la empresa, la innovación, la ‘humanización’ de los trabajadores, la dotación de mejores herramientas y ambientes de trabajo, etc…

OTROS RESULTADOS

El principal resultado de la encuesta respondida por los colaboradores, nuestra que el 77% de los empleados de UNIFRANZ dicen que este es un excelente lugar para trabajar, en comparación con el 62% de los empleados de las empresas del mercado.

Según informó Pablo Ardaya, Director Nacional de Capital Humano, que Unifranz haya conseguido este hito implica contar con dos componentes esenciales; el liderazgo, como uno de los principales motores para generar un clima laboral – estudios internacionales indican que el 76% de las empresas relacionan un buen liderazgo con el crecimiento de la productividad en la organización – y  la confianza “que la institución da a los colaboradores, que retribuyen a través de su trabajo y esto hace que de gusto trabajar en este lugar”.

La innovación y la implementación de la tecnología en todos los procesos de la universidad juegan un rol muy importante, por ello el área de Tecnologías de la Información es esencial y Dennis Trujillo lo sabe muy bien, pues trabaja desde hace más de siete años en Unifranz El Alto, actualmente como Asistente de Soporte al Usuario en el Área de Tecnologías de la Información.

Para Dennis, “es un orgullo pertenecer a la familia Unifranz, el tiempo pasó como si nada y eso es porque, cuando llego a la oficina y hasta la hora de irme, me siento como en casa y no me doy cuenta del tiempo. Me siento a gusto, me agrada ver todos los cambios en la universidad. Veo las fotografías de antes y las actuales y siento admiración por todo el crecimiento y las mejoras que se han realizado”.

La reciente noticia de la certificación fue muy bien recibida por él, quien asegura que “la universidad es un excelente lugar de trabajo, en el que uno puede demostrar todas sus aptitudes libremente para aportar con las mejoras y aceptar los cambios que día a día van surgiendo. Es un lugar donde los líderes organizan y dirigen sabiamente para conseguir logros a corto y largo plazo”.

Ya con la certificación obtenida, Unifranz continúa trabajando hacia la consecución de otros retos institucionales y objetivos macro, en pro de seguir transformando la educación en Bolivia.

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *