LLAJUA DE NARANJA, LA REINA DE LA CUARTA FERIA GASTRONÓMICA ALTEÑA

LLAJUA DE NARANJA, LA REINA DE LA CUARTA FERIA GASTRONÓMICA ALTEÑA

El Alto. Agosto.  Con el propósito de desarrollar su creatividad gastronómica y aportar al fortalecimiento de la identidad culinaria alteña, estudiantes de la Carrera de Administración de Hotelería y Turismo UNIFRANZ participaron de la “Cuarta Feria de la Llajua” organizada por el GAMEA y lograron, por segundo año consecutivo, ganar el Primer Premio (la Estatuilla de Locoto) de las salsas picantes con una “Llajua de Naranja”, reconocimiento logrado por la fusión, innovación y explosión de diferentes sabores. También ganaron el premio al Mejor “Ají de Fideo de Altura”.

Además de la Llajua de Naranja y el Ají de Fideo de Altura, los estudiantes de Hotelería y Turismo de UNIFRANZ prepararon Sopa de Chairo y ofrecieron Llajuas de Café, Mango, Papaya y con ruda.

Luz María Aliaga, Estudiante de la Carrera de Administración de Hotelería y Turismo UNIFRANZ El Alto, fue la gran protagonista de la Feria al ganar el premio más importante con su “Llajua de Naranja”. “Pensé en hacer Llajua de naranja porque me gusta fusionar ingredientes, experimentar y, porque no, hacer esa explosión de sabores de la naranja con locoto. Es una fusión entre una fruta y algo picante para hacer una salsa gourmet. Es una explosión de sabores que he querido representar con la Llajua”, explica Luz Aliaga.

En el caso del Ají de Fideo de Altura, la ganadora fue Anahí Sánchez, Estudiante de UNIFRANZ El Alto, quien explicó que “El Ají de Fideo es un plato que lleva mucho tiempo de preparación pero reconoció que al final valió la pena porque “he podido ganar y eso me ha puesto muy feliz y motivada para seguir innovando con la gastronomía boliviana”.

“La Feria ha sido más grande que la del año pasado y eso se notó por la organización del GAMEA. La parte más gratificante fue que una señora degustadora del público remarco que mi Ají de Fideo era el más rico de todos, a pesar que competí contra una cocinera de mayor experiencia y reputación”, agregó todavía emocionada la estudiante Anahí Sánchez.

Durante la inauguración del evento gastronómico más importante de la Ciudad de El Alto, la alcaldesa Soledad Chapetón preparó llajua molida en batán. La Feria de la Llajua se llevó a cabo en la Plaza del Obelisco (Av. Cívica) y contó con la participación de unas 45 unidades productivas y centros gastronómicos que presentaron sus propuestas gastronómicas y variadas opciones de la emblemática llajua. Dentro de las innovadores creaciones culinarias se destacaron: fiambre, Chairo, sopa de Maní, chicharrón y picantes.

“Con estas actividades deseamos apoyar y fortalecer el potencial gastronómico de la Ciudad de El Alto; fortaleciendo también la creatividad de los estudiantes para que puedan innovar y ser disruptivos al crear nuevas fusiones y variedades de platos típicos con ingredientes no tradicionales. De esta manera, la comida típica de El Alto alcanzará nuevos sabores y obtendrá aromas impensados hasta el momento. Además, les permite a los estudiantes realizar tareas prácticas que les permitan destacar sus competencias”, explicó Viviana Valda, Directora de la Carrera de Administración de Hotelería y Turismo de UNIFRANZ.

Los estudiantes de la carrera de Administración de Hotelería y Turismo de UNIFRANZ se han destacado por su creatividad y profesionalismo durante la elaboración de los platos y la atención a los comensales; competencias desarrolladas dentro del modelo pedagógico por competencias de la UNIFRANZ y ejecutado por docentes innovadores que refuerzan el aprendizaje con actividades prácticas a través de acuerdos interinstitucionales con diferentes instituciones representativas de la urbe alteña y nacional.

Sobre UNIFRANZ

La Universidad Privada Franz Tamayo – UNIFRANZ cumplió 26 años de trayectoria en educación superior y mantiene el compromiso de acompañar la evolución de la sociedad en este mundo globalizado. Su actual modelo pedagógico tiene un enfoque por competencias que se apoya en tres pilares: el saber, el saber hacer y el saber ser, a fin de formar profesionales con talento de clase mundial. Igualmente, UNIFRANZ considera vital la internacionalización en su visión de una universidad disruptiva y transformadora que apunta a cambiar el modelo educativo en Bolivia. Cuenta con una infraestructura de más 65.000 metros cuadrados construidos en La Paz, El Alto, Cochabamba y Santa Cruz y obtuvo la certificación de calidad ISO 9001: 2015.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *