LA PASIÓN POR AYUDAR A LOS DEMÁS INSPIRA EL CAMINO DE SER MÉDICO | Unifranz

LA PASIÓN POR AYUDAR A LOS DEMÁS INSPIRA EL CAMINO DE SER MÉDICO

LA PASIÓN POR AYUDAR A LOS DEMÁS INSPIRA EL CAMINO DE SER MÉDICO

El ser médico más que una vocación es una opción de vida, llamada a ayudar a las personas a recuperar la salud. Es una profesión que tiene un fuerte sentido moral y proporciona a quienes la escogen una inmensa satisfacción, así lo confiesan quienes hoy conmemoran su día en Bolivia.

Cada 21 de septiembre se recuerda el “Día del Médico Boliviano” por disposición del Decreto Supremo N° 08209, del Gobierno de Luis Adolfo Siles Salinas, en 1969. Para Griselda Vargas, Médica Epidemióloga, con posgrado en Educación Superior, Terapia de Grupos y Directora de la Carrera de Medicina de la Universidad Franz Tamayo, UNIFRANZ, más allá de una razón pensada como es la belleza de la ciencia, fue el milagro de la curación y los efectos que repercuten en las personas y la sociedad que la llevó a escoger su profesión: “mi motivación primera nació desde niña y creció con el tiempo con el solo objetivo de brindar ayuda y servir”.

Sin duda, la pandemia del COVID-19 visibilizó la importancia de los médicos en la sociedad, quienes demostraron que, ante cualquier circunstancia o adversidad, la misión de mejorar la salud de los pacientes está por delante incluso de sus propias vidas.  

Ser médico en toda época ha sido un trabajo arduo con mucha sensibilidad social, con calidad humana para atender a los pacientes. “En todas las épocas hubo epidemias, pandemias, que nos han obligado a actuar. Lastimosamente en la última, por desconocimiento se fueron muchos colegas y amigos (..) ellos han sido la punta de lanza para combatir esta pandemia y junto a ellos aprendimos a manejar y tratar la enfermedad”, apunta el Dr. Álvaro Muñoz, Médico Cirujano, Pediatra, con posgrado en Gerencia de Servicios de Salud, director de los más prestigiosos hospitales públicos y privados en La Paz, ex Ministro de Salud y actual Decano de la Facultad de Ciencias de la Salud de UNIFRANZ Sede La Paz.

La Carrera de Medicina es parte de la Facultad de Ciencias de la Salud de UNIFRANZ, junto a Odontología están acreditadas al Sistema MERCOSUR (Mercado Común del Sur), misma que nos sitúa junto a universidades líderes en la región (Argentina, Chile, Brasil, Uruguay, Paraguay), con altos niveles académicos, infraestructura moderna, aporte científico, colaboración y procesos educativos que motivan y facilitan la movilidad internacional.

Las carreras acreditadas al MERCOSUR deben cumplir con más de 450 indicadores académicos, siendo elevadas a un nivel de calidad internacional. Para Lucero Gutiérrez, estudiante de quinto año de la carrera de Medicina de UNIFRANZ sede La Paz: “la carrera integra muchos valores y virtudes de una persona como la pasión, perseverancia, el cumplir objetivos. No solo está relacionado a la constitución biológica, sus enfermedades y las maneras más propias para la conservación de la salud, también se aprende a ser empático, cálido, altruista, comprender la situación del paciente y sobre todo demostrar sabiduría y responsabilidad».

Estudiantes de medicina de UNIFRANZ.

El médico boliviano como todos los profesionales debemos comenzar a generar un nuevo sistema de salud y el desafío está ahí, asegura Dr. Carlos Dabdoub, Médico Neurocirujano, con 50 años de experiencia y actual Vicerrector de UNIFRANZ Sede Santa Cruz: “necesitamos un sistema de salud que permita que nuestra población ya no tenga que salir a buscar desesperadamente a otros lugares para recuperar su vida y que nuestros médicos puedan brindar esa salud con tecnología, con adecuada infraestructura. Las alianzas que hemos desarrollado con distintas instituciones profesionales desde UNIFRANZ, nos permite formar  médicos que contribuyan al país que todos soñamos”.

Ser médico es promover, restablecer la salud, identificar, diagnosticar y curar enfermedades aplicando conocimiento especializado, en la que preside el espíritu de servicio y en la que se persigue el beneficio del paciente antes que el que el propio. “Desde niña lo soñé, siempre quise ayudar a las personas,  hoy lo hago y soy feliz (..) Si tuviera que elegir otra vez, elegiría ser médica, sin pensarlo dos veces”, dice Marcela Coral Espinoza, médica cirujano titulada en UNIFRANZ, con diplomado en prevención prenatal de discapacidades y maestrante en Tratamiento Clínico del Dolor, en la Universidad de Salamanca (España). Es una persona con discapacidad física – motora, que no se ha dejado encasillar en el “no puedo, no quiero, no merezco”; ve   las batallas de la vida como oportunidades para aprender, una soñadora indomable y apasionada por la vida, como ella misma se describe.

Hoy en el Día del Médico en Bolivia, desde UNIFRANZ, queremos felicitar a los hombres y mujeres que decidieron sumarse al ejército de mandiles blancos para cuidar de nuestra salud.

Brigadas de Salud de UNIFRANZ en La Paz.

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *