DESAFÍOS DE LA EDUCACIÓN SUPERIOR EN EL SIGLO XXI | Unifranz

DESAFÍOS DE LA EDUCACIÓN SUPERIOR EN EL SIGLO XXI

DESAFÍOS DE LA EDUCACIÓN SUPERIOR EN EL SIGLO XXI

Bolivia. Marzo. UNIFRANZ se coloca a la vanguardia del debate futuro y en esta oportunidad, en alianza con Virtual Educa, lo hace a través de la realización del Primer Foro Internacional sobre los “Desafíos de la Educación Superior en el Siglo XXI”, evento que se desarrollará en Santa Cruz los días 11 y 12 de marzo y contará con especialistas educativos de América Latina y el mundo.

Los promotores para que este evento trascendental se lleve a cabo por primera vez en Bolivia son la Arq. DESA Verónica Ágreda de Pazos, Rectora Nacional de UNIFRANZ, y José María Antón, Secretario General Virtual Educa. Ambos nos comentarán sobre el objetivo del encuentro y el propósito de esta actividad pensada en el análisis futuro de la educación.

¿De qué trata el Foro Internacional que se realiza en UNIFRANZ Santa Cruz los días 11 y 12 de marzo?

José María Antón: Es un encuentro que reúne a profesionales especializados y personas preocupadas por la formación y la Educación Superior, vinculada al desarrollo del mundo laboral. La educación básica sirve para formar ciudadanos y desarrollar habilidades básicas y la educación superior debería servir para  vincular los aprendizajes científicos con sus capacidades y habilidades a la realidad de un mundo diferente. Estamos en el siglo 21, porque hay gente que está todavía en el 19, o quizás en el 20, pero no en el 21. Vamos a decirle a todo el mundo ¡Despiértense que estamos en el siglo 21!

¿Qué importancia tiene para el país la realización de este Foro?

Verónica Ágreda: Existe algo que se llama la brecha digital. En Bolivia ya estamos inmersos en el mundo digital. Actualmente, hay mucha gente preocupada porque va a perder su empleo por robots, por la automatización y por la inteligencia artificial; ya estamos viendo que son robots los que desarrollan algunos trabajos y acciones. Pero a nivel del conocimiento, Bolivia no puede quedarse atrás y no dejarse seducir por la ola del siglo 21. Tiene que aprender de las experiencias internacionales. Y para eso hay que integrarse y sentar en una mesa al Ministro de Educación, al Viceministro de Ciencia y Tecnología y al Viceministro de Educación Superior y ver entre todos que podemos hacer al respecto al mundo que se viene y cuáles deberían ser las políticas públicas que deberían existir. Por eso nuestro compromiso como Universidad y la co-responsabilidad que tenemos como diseñadores e implementadores de políticas públicas. Sino vamos a generar una masa de desempleados; llevando a una situación de mayor pobreza, inseguridad y crímenes. Entonces hay que hacer un alto y decir ¡¡¡Esto no puede pasar! Estamos saliendo de la pobreza. Hay muchas mujeres que comenzaron a trabajar. Necesitamos entender que no nos podemos quedar atrás, que hay que desarrollar nuevas experiencias y encarar de otra manera. No podemos estar ausentes de la educación virtual porque necesitamos comenzar a explotar la educación. Pero antes debe haber una legislación sobre el tema, mejor acceso a internet, mayor ancho de banda. Realmente, debe haber una mejora de las condiciones y un compromiso de todos de pasar de la acción a la gestión del desarrollo.

¿Qué consejo le da usted al profesional en Bolivia para que pueden ir avanzando en el trabajo que se desarrollan en otros países que están más avanzados en temas tecnológicos?

José María Antón: En este momento yo vengo de México donde hay un debate sobre el uso de la tecnología. Ese debate tiene 40 a 50 años. Pero lo que uno no puede debatir es lo que está ocurriendo. Podemos debatir sobre el futuro; pero vivimos en un mundo conectado. Lo que puedes hacer es sacar la educación de ese mundo, pensar que estás en un mundo diferente  y que te reincorpores, si el tiempo te lo permite, al mundo en el algún momento del futuro. Es una posibilidad que tienen muchos países que están debatiendo. También continúa el debate de la educación a distancia; pero se debe entender que estamos hablando de la educación más allá del formato que sea o que quieras. Como dije, se mantiene el debate de la educación a distancia, pero no vale la pena entrar en ese debate porque no sirve para nada. Si el maestro no está debe haber otros modelos de educación. Entonces, en mi experiencia lo que deberíamos hacer es establecer una base desde la cual debemos partir todos para ver cómo nuestras sociedades son más inclusivas a partir de su desarrollo. Pero para eso necesitas competitividades básicas y para lograrlo es requisito tener una educación de primer nivel que se enfoque en los retos que vienen. Los chicos de las escuelas van a trabajos que todavía no existen y van a cambiar de trabajo unas 5 veces a lo largo de sus vidas. Tanto en los parlamentos como en donde se toman las decisiones deben partir de esa base y no volver al pasado. Hay veces que me pasa que llego a un lugar donde se habla de las Nuevas Tecnología de la Comunicación y la Información. Pero no hay nada nuevo y la tecnología no es nueva. Y a la Educación qué le hacemos, ¿le ponemos un parche?

Qué emoción. ¿Quiénes podrán participar de este foro internacional?

Verónica Ágreda: Están todos cordialmente invitados. Es muy importante que todos estén presente. Este es un trabajo de todas las Universidades a nivel nacional, tanto públicas, privadas como las de régimen especial. Contaremos con la presencia del Ministro de Educación para la inauguración; los expositores que llegan tienen un conocimiento muy amplio de lo que está pasando con la Educación Superior en América Latina y  el mundo, con amplia experiencia en el desarrollo de ideas innovadoras que nos permitirán  surfear esta ola.

Sobre UNIFRANZ

La Universidad Privada Franz Tamayo – UNIFRANZ cumple 27 años de trayectoria en educación superior y mantiene el compromiso de acompañar la evolución de la sociedad en este mundo globalizado. Su modelo pedagógico tiene un enfoque por competencias que se apoya en tres pilares: el saber, el saber hacer y el saber ser, a fin de formar profesionales con talento de clase mundial. Igualmente, UNIFRANZ considera vital la internacionalización en su visión de una universidad disruptiva y transformadora que apunta a cambiar el modelo educativo en Bolivia. Cuenta con una infraestructura de más 65.000 metros cuadrados construidos en La Paz, El Alto, Cochabamba y Santa Cruz. UNIFRANZ obtuvo nuevamente la certificación de calidad ISO 9001: 2015.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *