UNA UNIVERSIDAD CON ADN INNOVADOR | Unifranz

UNA UNIVERSIDAD CON ADN INNOVADOR

UNA UNIVERSIDAD CON ADN INNOVADOR

A poco más de un año de la crisis inesperada que cambió la vida a nivel global, UNIFRANZ consolida su estrategia de innovación a partir del trabajo colaborativo y la construcción del conocimiento en un ámbito de formación en entornos virtuales.

La pandemia marcó un antes y un después para actores e instituciones de toda la sociedad, incluso para aquellas que habían avanzado en el camino de la implementación de modelos disruptivos, como es el caso de la Universidad Franz Tamayo, que desde mucho antes de 2020 venía renovándose, en un proceso sostenido en el que fue transformando las prácticas y los modelos pedagógicos.

UNIFRANZ fue pionera en Bolivia en la aplicación del modelo de aprendizaje basado en competencias. No obstante, el paso obligado a un sistema no presencial en el primer trimestre del año anterior le permitió acelerar el avance hacia la modalidad Blended Learning Experience, que aplican las universidades más importantes del mundo.

En el BLX convergen el e-learning (aprendizaje virtual) y el aprendizaje práctico que se desenvuelve en un entorno equivalente al mundo laboral futuro, sustentado por un LMS (Learning Management System), una plataforma virtual gestionada por la tecnología, que potencia y optimiza la gestión académica, e incluso los procesos administrativos de la universidad.

INNOVAR DESDE EL MODELO DE APRENDIZAJE

Como dijo el Presidente Ejecutivo de UNIFRANZ, Oscar Agreda, al término de la gestión 2020: “Sin innovación no hay valor. Si no existe innovación, no hay avance”.

Tal premisa, lejos de ser un slogan, es el ADN, el lenguaje instruccional que permite el funcionamiento y desarrollo de UNIFRANZ como institución. En el ámbito académico se traduce en un modelo pedagógico en el que la interacción docente-estudiante es fundamental, con herramientas que permiten el aprendizaje colaborativo y la producción conjunta de conocimiento.

Hoy es impensable resolver la ecuación enseñanza-aprendizaje sin procesos que combinen la aplicación de las TICs, la especialización a través de menciones que refuerzan las destrezas
profesionales y fomentan la competitividad, o los proyectos integradores, que sumergen al estudiante en su futuro mundo laboral.

Eso hace posible que un Ingeniero de Sistemas se gradúe de UNIFRANZ como experto en Internet de las cosas (IoT) o que un Ingeniero Comercial pueda especializarse en e-Business.

POTENCIAR COMPETENCIAS EN ENTORNOS E-LEARNING

En este último año, ha sido una constante la capacitación permanente de estudiantes y docentes en herramientas tecnológicas, lo que es posible gracias a la gestión y conducción de la Jefatura de Enseñanza Aprendizaje.

A la par, se hace común la incorporación y uso de nuevas plataformas virtuales o la aplicación de softwares internacionales.

 

Baste un ejemplo: UNIFRANZ cuenta con Laboratorios de Simulación Empresarial que están provistos con el software LABSAG, el cual crea entornos simulados de negocios y empresas, con el objetivo de que los estudiantes de la Facultad de Ciencias Económicas y Empresariales puedan aprender los diferentes procesos administrativos y financieros y adquirir las capacidades necesarias para tomar decisiones sobre el presente y el futuro de empresas de diferentes rubros y tamaños.

Recientemente, tras ocho intensas jornadas de trabajo y casi cuatro años de preparación teórica y práctica, estudiantes de Ingeniería Comercial de UNIFRANZ lograron el primer lugar en el simulador MARKESTRATED (Marketing Estratégico) del Reto Internacional de Simuladores LABSAG 2021 realizado, por segunda gestión consecutiva, en modalidad virtual.

LA COLABORACIÓN COMO LEITMOTIV

Potenciar el trabajo con actores externos es consustancial a cualquier estrategia innovadora que se precie de serlo. Es así que UNIFRANZ considera necesario en su modelo de desarrollo fomentar un ambiente de alta colaboración en busca de transformar la educación en Bolivia.

En dos años sucesivos, ante los retos impuestos por el acelerado cambio operado en la educación virtual por la pandemia y la urgencia de generar sinergias entre los diferentes actores de la educación, UNIFRANZ ha sido coorganizadora -de conjunto con Virtual Educa- de dos importantes Foros Internacionales de Educación Superior, que han analizado los desafíos de la educación en el siglo XXI y avanzado propuestas para una legislación que regule la educación virtual en Bolivia.

Con el apoyo del equipo de Reimagine Education Lab y la colaboración con instituciones como la Universitat Oberta de Catalunya -la primera universidad virtual del mundo, fundada hace 30 años- UNIFRANZ ha avanzado en la implementación de su modelo educativo por competencias y de la modalidad Blended Learning Experience (BLX).

Xavier Aragay, director de Reimagine Education Lab, habla de los dos años de colaboración con
UNIFRANZ: “Les estamos acompañando activamente en la transformación de todos sus procesos de enseñar y aprender. Es un equipo muy motivado que cree que la innovación y el cambio es su razón de ser, y que está aportando al país también esa capacidad de experimentar, e incluso, no tener miedo a equivocarse, a avanzar”.

Otras alianzas de UNIFRANZ con diferentes instituciones desbrozan el camino hacia la cooperación en materia de oportunidades de empleo para sus graduados, a través de un convenio con el Ministerio de Trabajo, o para favorecer la aplicación de la realidad virtual y aumentada en ciencias de la salud, con la clínica Artrocentro, que lidera en Bolivia el uso de Hololens o lentes 3D en cirugía.

Sobre UNIFRANZ
La Universidad Privada Franz Tamayo – UNIFRANZ cumplió 28 años de trayectoria en educación
superior y mantiene el compromiso de acompañar la evolución de la sociedad en este mundo
globalizado. Su actual modelo pedagógico tiene un enfoque por competencias que se apoya en tres
pilares: el saber, el saber hacer y el saber ser, a fin de formar profesionales con talento de clase mundial. Igualmente, UNIFRANZ considera vital la internacionalización en su visión de una universidad disruptiva y transformadora que apunta a cambiar el modelo educativo en Bolivia.
Cuenta con una infraestructura de más 65.000 metros cuadrados construidos en La Paz, El Alto,
Cochabamba y Santa Cruz. Unifranz obtuvo la recertificación de calidad ISO 9001:2015.
Esta ecuación resume el futuro de la educación; donde convergen lo mejor del aprendizaje presencial y virtual, gracias a una innovadora sinergia entre el aprendizaje e-learning que recurre a clases virtuales en entornos sincrónicos y asincrónicos y el aprendizaje práctico que se desarrolla en un entorno presencial equivalente al mundo laboral. La combinación de aprendizajes permite potenciar las competencias que requiere un profesional de clase mundial.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *