Una caja de herramientas digitales para construir el nuevo aprendizaje

Una caja de herramientas digitales para construir el nuevo aprendizaje

Una caja de herramientas digitales para construir el nuevo aprendizaje

La Red de Innovación Educativa (RED I+E LATAM) cuenta con el apoyo del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) y la Universidad Franz Tamayo (UNIFRANZ). A menos de un año de su creación, ha logrado consolidarse como una plataforma colaborativa que busca integrar a directores, planteles docentes y estudiantes de colegios, para capacitarlos permanentemente y dotarles de herramientas digitales que permitirán perfeccionar el ejercicio pedagógico y elevar la calidad de la enseñanza.

Compartiendo el propósito de la transformar la educación en Bolivia y de construir conocimiento con pensamiento colectivo la RED I+E LATAM organizó este 25,26 y 27 de agosto un Bootcamp (Campo de entrenamiento) sobre Herramientas de Innovación Educativa. La capacitación dirigida a directores, maestros y psicólogos de unidades educativas de La Paz, El Alto, Cochabamba y Santa Cruz brindó información sobre herramientas y metodologías.

Clara Solórzano
Clara Solórzano

Conversamos con Clara Solórzano, facilitadora del Bootcamp y Jefa de Enseñanza Aprendizaje (JEA) de Unifranz Cochabamba para entender la importancia de tener una caja de herramientas digitales que permita a los educadores construir clases más dinámicas.

Solórzano menciona que las herramientas digitales para el desarrollo de aprendizaje son aquellos softwares que permiten el desarrollo del aprendizaje activo y colaborativo. A partir de ellas, los docentes pueden planificar y diseñar actividades de aprendizaje en las que los estudiantes puedan poner en práctica sus competencias digitales.

Las herramientas digitales según la experta, se han convertido en un vehículo importante para el aprendizaje. “Son un recurso indispensable para desarrollar habilidades y conocimientos necesarios para el futuro de los estudiantes. Estas pueden incidir en el desarrollo de habilidades socioemocionales, a través de las interacciones cuando son usadas estratégicamente y con metodologías efectivas”.

El contexto educativo por la emergencia sanitaria y la virtualidad ha impulsado una transformación tecnológica que, Solórzano asegura, facilita la gestión e implementación de las diferentes metodologías activas. Así, esta caja de nuevas herramientas logra optimizar todo el proceso de aprendizaje en una clase desde la distribución de tareas, gestión de grupos y retroalimentación de los resultados hasta la evaluación.

Las habilidades digitales de los educadores se han convertido hoy en un factor que pone a prueba su resiliencia y adaptabilidad. “La integración de herramientas virtuales se convierte en un reto que los docentes desarrollen soluciones creativas a diferentes problemas que puedan surgir en el proceso de aprendizaje, quienes encuentran en su uso un medio para la innovación”, añade Solórzano.

El uso de estas herramientas tiene un efecto positivo en los estudiantes permitiéndoles desarrollar su pensamiento creativo y autogestión, mediante diversas plataformas y nuevas dinámicas de trabajo.

La pedagoga clasifica a estas herramientas en seis categorías. La primera corresponde a los sistemas de gestión del aprendizaje o Learning management systems (LMS), que son plataformas que recrean entornos educativos en la virtualidad, permitiendo poner a disposición del estudiante diversos recursos. Entre ellas el Moodle, Teams, Classroom y Schoology.

La segunda categoría son las herramientas para la creación de recursos de aprendizaje, que son programas gratuitos en línea que permiten al usuario crear mapas mentales interactivos, presentaciones animadas, esquemas y videos como Edupuzzle, Genially y Flex Clip.

El tercer tipo, son las herramientas de gamificación que tienen por objetivo transformar el aprendizaje a través del juego y tienen la particularidad de generar interacción en tiempo real por medio de la participación activa de estudiantes a través de teléfonos inteligentes, tabletas o computadoras. Un ejemplo de ellas son las plataformas Genmagic o Kahoot.

Luego encontramos las herramientas colaborativas de trabajo, como Drive que permiten centralizar o construir documentos en tiempo real y son ideales para trabajos grupales. Otras, están orientadas a la creación de material de apoyo. Aplicaciones como Canvas, Genially o el propio Power Point proporcionan variedad de plantillas y facilitan la diagramación de etiquetas, láminas, presentaciones, hojas de trabajo, etc.

Finalmente, Solórzano menciona a aquellas que facilitan el seguimiento y la evaluación. Kahoot, Quizlet y Quizzes, entre otras, permiten elaborar herramientas de evaluación divertidas y dinámicas como pruebas de selección múltiple, búsquedas del tesoro para trabajar por equipos, encuestas y concursos. Con todas estas herramientas, el docente puede construir una clase que motive a sus estudiantes y gane su atención.

Para encontrar más recursos forma parte de la Red de Innovación Educativa: https://redinnovacioneducativa.com/ , además el sitio web del Fondo de Innovación Docente Unifranz (FIDU) proporciona una tabla periódica de herramientas digitales en el siguiente enlace: https://innovaciondocente.unifranz.edu.bo/. La experta recomienda también los siguientes portales: https://www.educaciontrespuntocero.com/, https://webdelmaestro.com/, https://webdeldocente.com/ 

Bootcamp Red I+E

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *