Profesión y vocación de servicio se unen en una brigada médica | Unifranz

Profesión y vocación de servicio se unen en una brigada médica

Profesión y vocación de servicio se unen en una brigada médica

La vocación de servicio puede definirse de varias formas, pero tal vez, alcance un amplio consenso decir que es una motivación profunda de ayudar al que más lo necesita o al menos favorecido. El servicio es un valor fundamental y una manera en la que se ve reflejado es por medio de las brigadas médicas.

A horas de celebrar el 168 aniversario de creación del municipio de Montero, médicos profesionales de la Red Alumni (Red de networking) y estudiantes de la carrera de medicina y enfermería de la Universidad Franz Tamayo (Unifranz), además de voluntarios de la Fundación Unifranz llegaron con una brigada médica hasta el Centro de Readaptación Productiva –Montero (CERPROM).

Los brigadistas unieron su sentido humano con el profesional y avivaron la creencia de que el hombre transciende cuando sirve a los demás. 46 mujeres privadas de libertad fueron las beneficiadas con atención médica y entrega de medicamentos gratuitos. Entre las patologías más comunes se pudieron evidenciar diagnósticos de resfrío común, lumbalgia, diabetes mellitus, hipertensión arterial, infección vaginal y faringoamigdalitis.

Adela Ortiz Céspedes, representante de la fundación Observatorio de los Derechos Humanos y Justicia nivel del Norte Integrado, agradeció a título personal y a nombre del Gobernador del CERPROM, Rubén Miranda por la atención médica de los brigadistas. “Estamos muy satisfechos de contar con este tipo de apoyo en salud, por qué; primero, la salud es un derecho humano y segundo, por encontrar a personas que tienen ese buen corazón grande de poder ayudar al prójimo, ¡es emocionante!”, manifestó.

La Representante resaltó que muchas de las mujeres son madres solteras que carecen de una visita que las atienda en sus necesidades y puntualizó que es de vital importancia el trabajo colaborativo entre instituciones para cubrir dichas necesidades. Asimismo, destacó la buena conducta y el apoyo que se dan entre ellas y la predisposición a la hora de trabajar en las actividades o talleres que se le imparte.

Por su parte, Ninoska Adriana Chávez, coordinadora de Apoyo Estudiantil de Unifranz sede Santa Cruz indicó que esta brigada médica es el inicio de una serie de actividades que tiene prevista la fundación Unifranz y que se irán desarrollando durante todo el semestre. “Ver las sonrisas de las señoras nos motiva, y sobretodo ver el trabajo en equipo de los profesionales y estudiantes de la facultad –de salud–. Ésto nos ayudará a despertar el espíritu de solidaridad y empatía de los demás”, manifestó.

En Unifranz no sólo se forma profesionales, sino profesionales más humanos con valores que sean de aporte a la sociedad, es así, que Fabiola Coordinador de Empleabilidad y Alumni de Unifranz en Santa Cruz, destacó el trabajo de la doctora y lideresa Valeria Estael Soliz a la que nombró como “un ángel con vocación de servicio”. Valeria fue quien tuvo la iniciativa de gestionar un lote de medicamentos y reunir un equipo multidisciplinario en salud para atender a las mujeres del CERPROM.

“Ha sido muy satisfactoria esta visita, por favor, les pido a ustedes –brigadistas– que sumen a todos los colegas y compañeros que tengan vocación de servicio y quieran asistir de estas nobles causas para que sigamos atendiendo a quienes lo necesitan”, exhortó la Dra. Soliz

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *