JÓVENES LÍDERES PROYECTAN EL ALTO DEL 2030 INMERSA EN TECNOLOGÍA Y CON ENERGÍA LIMPIA | Unifranz

JÓVENES LÍDERES PROYECTAN EL ALTO DEL 2030 INMERSA EN TECNOLOGÍA Y CON ENERGÍA LIMPIA

JÓVENES LÍDERES PROYECTAN EL ALTO DEL 2030 INMERSA EN TECNOLOGÍA Y CON ENERGÍA LIMPIA

Futures Week®️ ha convertido a la ciudad de El Alto en un laboratorio de co-creación de  futuros con miras a transformarla en la tecnópolis más alta del mundo.  Más de 200 jóvenes líderes reunidos con expertos en talleres de fabricación digital fueron protagonistas de la proyección de una ciudad justa, altamente tecnológica y sostenible rumbo al 2030.

El Alto que proyectan será una ciudad inteligente, con energías limpias o verdes, con programas desarrollo económico y social, con educación y empleo de calidad, con inteligencia artificial, segura, con centros médicos que realicen cirugías robóticas  con los mejores especialistas del mundo. Éstas son algunas de las propuestas de las cuatro jornadas de trabajo en cinco mesas: salud, educación, medio ambiente, trabajo y ciudades del futuro.

“Lo que se ha hecho aquí es crear una hoja de ruta que nos lleve a esa tecnópolis del 2030, donde seamos creadores de tecnología y sepamos utilizarla de manera inteligente para lograr un impacto social y ambiental positivo, para no tener una hipoteca social y ambiental”, reflexionó Verónica Ágreda de Pazos Arq. DESA, Rectora de la Universidad Franz Tamayo, UNIFRANZ, institución organizadora  del encuentro.

Nicol Apaza, estudiante de promoción de la Unidad Educativa Doctor Aniceto Arce, considera que la generación que proyecta el futuro de El Alto es la más conectada de todos los tiempos, con acceso a la tecnología y con todas las oportunidades para ser innovadores y creativos.

“Debemos olvidar a la educación tradicional y apostar por una verdadera revolución con un nuevo modelo, inclusiva, tecnológica, con proyección profesional desde secundaria, multilingüe, con fortalezas en la inteligencia emocional, donde el colegio se mida por el desarrollo del conocimiento y su metodología, no por su infraestructura”, expresa Nicol en la presentación de las propuestas de la mesa de educación.

Ver esta efervescencia de ideas, de inquietudes, de jóvenes buscando generar un impacto real, positivo en la sociedad fue realmente maravilloso”, confiesa Beno Juarez, Co-Director FAB LAT Perú, que usa el método de co-creación para integrar ideas individuales hacia ideas colaborativas.

“No se elige la mejor idea, se la integra para producir una tercera más potente, que entusiasme a todos”, describe el guía principal de los talleres de co-creación del futuro. Es un proceso que se desarrolla en múltiples escalas y busca estrategias que permitan empezar a generar una transformación de manera real.

Beno Juarez, Co-Director FAB LAT Perú.

“Esta es una ciudad de emprendedores que fabrican su propio trabajo, la mayoría de manera artesanal. Hay que alfabetizar en tecnología a los alteños para que aprovechen sus cualidades y así mejoren su vida”, apunta Isaac García, estudiante de Derecho y participante de la mesa que planteó los ejes del futuro del trabajo.

“A lo largo del encuentro hemos vivido la co-creación, colaboración, simbiocreación. No es momento de competir, de entender quien tiene o no la razón, es momento de revalorizar la diversidad y su enorme potencial para que confluyan las ideas”, apunta Ágreda.

La simbiocreación es una metodología que busca resolver algún problema o desafío que vaya de acuerdo a los objetivos de desarrollo sostenible (ODS), como el hambre y la pobreza, generando soluciones con alto impacto y en mayor escala.

Hay que pensar en la economía circular para evitar problemas con la basura ante la sobrepoblación que viene para el 2030 –concluyen en la mesa de medio ambiente– plantean industrializarla, convertirla en ladrillos eco eficientes, impulsar la cultura del reciclaje, usando energía limpia.

La inseguridad ciudadana es el principal problema que discutió la mesa ciudades del futuro. “Hay que invertir más en sistemas de seguridad, en inteligencia artificial. Duele ver a nuestros amigos muertos por robarles un celular” reflexiona Magaly Carrasco, estudiante de la Promoción de la Unidad Educativa Jesús de Nazareth.

El equipo que se autodenominó “Team Jallalla City”, mira a El Alto del 2030 con una adecuada interconexión de infraestructura vial, usando sistemas de transporte moderno, eficiente, que priorice el espacio recreativo y el desarrollo humano, el arte, tomando en cuenta la cosmovisión andina que permita la conexión de todos los elementos del cosmos –complementariedad, reciprocidad, correspondencia y relacionalidad– desde lo individual y lo colectivo en conformidad con la naturaleza.

Para el Programa de Naciones Unidas Para el Desarrollo en Bolivia (PNUD),  que acompañó el Futures Week®️ 2022 con el Laboratorio de Aceleración, es momento de tomar acciones concretas en el presente para lograr esos procesos de transformación que plantean los jóvenes líderes de El Alto. 

“Como decían al final de la presentación, hay que pensar en cosas nuevas, tratar de cambiar los viejos vicios o los viejos patrones de comportamiento y permitirnos trabajar con la inteligencia colectiva e innovación estratégica. Quiero felicitarlos por tomarse el tiempo de hacer reflexión sobre lo que tenemos día a día y poder imaginarnos a El Alto en el futuro al 2030”, dijo Dennis Funes, Representante Residente Adjunto del PNUD en Bolivia.

Dennis Funes, Representante Residente Adjunto del PNUD en Bolivia.

La mesa de salud apuesta a subirse al tren de la tecnología médica y aprovechar sus potencialidades para conectar con profesionales en el mundo a través de la telemedicina, la robótica en cirugías:  “En estos tiempos se opera incluso a distancia, debemos aprovechar las tecnologías para lograr mejorar la atención en salud, que dejemos de hacer largas filas y que no soñemos con buscar salud solo en el extranjero, con buena organización y priorizando recursos desde los gobiernos se puede”, reflexiona Max Tantani, estudiante de Medicina.

La semana del futuro reunió a más de 1.200 personas, entre estudiantes de unidades educativas y universidades, educadores, diseñadores de moda, artesanos, artistas, creativos, creadores, cámaras de comercio, empresarios, microempresas, medianas empresas, líderes sindicales, activistas y líderes juveniles. Los resultados de las jornadas de trabajo son una guía para construir un mejor camino rumbo al 2030.

La instalación de talleres con distintos sectores protagonistas del desarrollo de la ciudad permitió explorar iniciativas como el diseño sustentable, innovación de metodología para docentes de colegios, prototipado de futuros, liderazgo juvenil y activismo ciudadano, entre otros.

Panelistas del conversatorio transformando el futuro de El Alto.

Contó con conversatorios de análisis del presente con proyección al futuro en el que participaron periodistas, planificadores, industriales, empresarios, instituciones nacionales e internacionales.  El encuentro concentró en el Main Event a futuristas como  Jerome Glenn, CEO de Millennium Project, ex representante en Washington DC de la Universidad de las Naciones Unidas, con más de 40 años de experiencia en investigación de futuros, quien propuso incluir en Bolivia un sistema de inteligencia colectiva sobre el futuro, medir el índice del estado de futuro alternativo al PIB (Producto Interno Bruto) y TeleBolivia para la diáspora (dispersión de un pueblo o comunidad humana por diversos lugares del mundo).

El Alto hacia la tecnópolis un compromiso de todos

“Como alteños, jóvenes estudiantes, me siento muy orgulloso de que esta linda ciudad sea futurista (..) sabemos que estas mesas de trabajo nos plantean soluciones para mejorar nuestra realidad. Estamos conscientes que podemos avanzar en varias áreas como el medio ambiente, la seguridad ciudadana, los servicios básicos, la salud, la educación. Trabajemos juntos para lograrlo”, dijo Francisco Quispe, Alcalde Interino de El Alto en el acto de clausura.

Futures Week®️ 2022, permitió generar espacios de aprendizaje directo de jóvenes líderes de El Alto con expertos de talla internacional, además de descubrir temas y proyectos de vanguardia global.

Rolando Maldonado, presidente del Concejo Municipal de El Alto y abogado titulado de UNIFRANZ, considera importante allanar el camino para lograr que los proyectos que nacieron del encuentro se hagan realidad, por lo que anuncia trabajar una norma que incluya la visión de la juventud que mira el futuro de El Alto como una tecnópolis hacia el 2030.

Quispe a nombre de la alcaldesa Eva Copa, entregó un reconocimiento al impulso de UNIFRANZ para hacer posible este tipo de iniciativas en favor del desarrollo de la ciudad. “Este reconocimiento lo recibimos con muchísima humildad y no es para la rectora, es para todo el equipo humano que ha hecho posible que estemos aquí y que hayamos vivido una semana donde co-creamos el futuro”, dijo Ágreda en el acto de conclusión.

El Alto tiene en su juventud un activo invaluable, capaz de analizar su presente con visión crítica y proyectar su futuro con la voluntad de contribuir activamente a la solución de los grandes retos que enfrenta, para tomar el rol de agentes de cambio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *