EL MERCADO LABORAL DEMANDA PROFESIONALES CON COMPETENCIAS DIGITALES | Unifranz

EL MERCADO LABORAL DEMANDA PROFESIONALES CON COMPETENCIAS DIGITALES

EL MERCADO LABORAL DEMANDA PROFESIONALES CON COMPETENCIAS DIGITALES

Para UNIFRANZ, una de las universidades de mayor prestigio en Bolivia, el año 2020 ha sido una oportunidad para crear, reinventarse e innovar, potenciando la formación de profesionales preparados para el nuevo contexto laboral que ya se perfila: el mundo del teletrabajo.

Desde hace años se habla de los beneficios potenciales del teletrabajo. Un estudio realizado este  año en países de Europa y América Latina por el Centro Internacional Trabajo y Familia, destaca las condiciones ideales del trabajo remoto, y sugiere combinarlo con la visita presencial de dos o tres veces por semana a la oficina, contar con un inmediato superior como guía y tener socios estratégicos en el proceso.

La investigación revela que la calidad del trabajo puede mejorar hasta en un 8% si se realiza desde casa, el rendimiento un 12% y las interrupciones se reducen hasta en un 40%. Destaca la importancia de combinar lo presencial y lo virtual, creando una sinergia ideal para el trabajador y el empleador. Asimismo, a nivel emocional, los trabajadores sienten un 67% menos de estrés al trabajar desde su hogar, pues evitan el tráfico y los medios de transporte.

Hoy, el mercado laboral está en busca de profesionales con destrezas que pueden adquirirse o perfeccionarse mediante las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TICs), profesionales que sean de vanguardia.

“El mercado pide profesionales que estén muy inmersos en las tecnologías. El hecho de que se formen durante su carrera usando herramientas tecnológicas, posibilita que al salir al mercado laboral ellos tengan herramientas que le van a permitir alcanzar sus objetivos profesionales”, asegura el licenciado Freddy López Eredia, docente de la carrera de Administración de Hotelería y Turismo.

En una coyuntura de crisis global extrema, la universidad enfrentó con empatía los nuevos desafíos. Al declararse la pandemia, en el primer semestre, aplicó un programa de educación remota de emergencia, y en el segundo período del año, implementó la modalidad líder en la enseñanza virtual en el mundo: Blended Learning Experience (BLX), para brindar una experiencia educativa que combine lo mejor de lo presencial con lo virtual, asegurando la calidad académica y reforzando las competencias que requiere un profesional de clase mundial para un contexto altamente competitivo.

Tecnología que maximiza tiempos y minimiza distancias

Durante la última década, UNIFRANZ ha venido trabajando en el desarrollo de plataformas, herramientas y recursos digitales que optimicen el proceso de enseñanza-aprendizaje.

El BLX permite establecer una fuerte sinergia del aprendizaje en clases virtuales, desarrolladas en entornos sincrónicos y asincrónicos, con el aprendizaje presencial, que se desarrolla a través de simuladores de negocios, salud, diseño, redes de innovación abierta y otras herramientas tecnológicas que conforman el proceso de aprendizaje colaborativo.

Gracias a su sistema virtual de gestión del aprendizaje, la comunidad estudiantil ha podido aprender, interactuar, desarrollar habilidades y competencias y ser evaluada desde la seguridad de su hogar.

Jasmín Gálvez Pesoa, estudiante de cuarto semestre de Bioquímica y Farmacia de UNIFRANZ Santa Cruz, ve como fortalezas del modelo BLX la eliminación de las barreras temporales y espaciales y la actualización constante de los contenidos, gracias a las herramientas virtuales y los recursos digitales.

El manejo de los tiempos y horarios ha dado la posibilidad a muchos estudiantes de acceder a fuentes de empleo, ante la necesidad de obtener ingresos debido a la situación económica generada por la pandemia.

Rol protagónico del estudiante y mentoría del docente

Un componente esencial del BLX es la posibilidad que da al estudiante de autogestionar su proceso de aprendizaje a partir de la información que le tributa el docente.

“En el modelo BLX, el estudiante es el protagonista de su proyecto de aprendizaje en la red, mediante las aulas virtuales, tutoriales, redes sociales, etc. Debe construir su propio aprendizaje y apropiarse del saber a partir de la experiencia, tanto individual como del trabajo en equipo, y a través de los objetos digitales creados, de los recursos web, de las reflexiones personales, de la autoevaluación, para lograr una experiencia educativa de valor”, señala la ingeniera Álida Paneque, docente destacada.

Para lograr desarrollar sus competencias, el estudiante precisa de la guía del profesor, que en esta modalidad de aprendizaje oficia como un mentor.

El ingeniero Luis Antonio Parada, miembro del equipo de “Jefatura de Enseñanza Aprendizaje”, considera esencial que el profesor interactúe de manera diferente con sus estudiantes, sea un orientador, un facilitador que establezca canales de comunicación, motive y retroalimente a la clase.

UNIFRANZ está a la vanguardia de las universidades bolivianas, acomodándose a los nuevos requerimientos del mundo laboral, para preparar profesionales más competentes y capaces de adaptarse a contextos cambiantes y cada vez más exigentes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *