Visita a la Caverna de Umajalanta | Unifranz

Visita a la Caverna de Umajalanta

Visita a la Caverna de Umajalanta

En esta ocasión queremos compartir la experiencia de nuestros estudiantes de Hotelería y Turismo que realizaron una visita a la Caverna de Umajalanta, situada a unos 10 Km. de la población de Torotoro, una de las cavernas más grandes y visitadas de Bolivia, cuyo nombre viene del aymara y significa «agua que se pierde».

Por seguridad y en cumplimiento a las normas de visita establecidas en el área protegida, los estudiantes se organizaron en grupos de seis personas acompañadas de un guía especializado que ilustró a los estudiantes sobre la riqueza geológica y natural del lugar.

El viaje a las «entrañas de la tierra» se realizó por un sendero de aproximadamente 300 metros con una pendiente de 30º, totalmente obscuro y que además presenta algunos desafíos físicos que incluyen pequeñas escaladas, arrastre entre las rocas y caminatas en estrechas veredas con caídas de algunos metros hacia el río interno.

2

Desde la entrada se aprecian enormes piedras y el curso de un río que acompaña permanentemente al visitante; al interior impresionantes galerías y formaciones de hojarascas, columnas, estalactitas y estalagmitas que recuerdan a la «Virgen y el niño», el «sauce llorón», el «árbol de Navidad» y otras. Es destacable apreciar las formaciones  minerales  que cuelgan del techo de las cavernas de piedra caliza en sus diversas fases considerando que crecen 1 cm. cada 20 años.

1

Finalmente, en la parte más baja del recorrido, en las pequeñas lagunas, es posible apreciar el famoso «pez ciego» (Trichomycterius chaberti sp) especie endémica de Bolivia que sólo habita en el interior de la caverna de Umajalanta.

Los estudiantes además de conocer el atractivo natural lograron apreciar los impactos negativos del turismo, reflejados en grafitis, rotura de estalagtitas, manoseo de formaciones, basura, comportamiento inadecuado de visitantes y otros que afectan al patrimonio turístico del país y que en muchos casos ha sufrido daños irreversibles.

4

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *