Bolivia gana concurso internacional iGEM

Bolivia destaca en Concurso de Ingeniería Genética

Bolivia destaca en Concurso de Ingeniería Genética

El equipo Boliviano recibió una medalla de oro como reconocimiento en el concurso internacional de Máquinas de Ingeniería Genética (iGEM), compitiendo contra 340 equipos de más de 40 países. El equipo de nuestro país presentó un biosensor portátil automático para la detección de arsénico en aguas, que indica el grado de contaminación que tiene un cuerpo de agua natural o artificial.

“Se logró la medalla de oro en la competencia general y complementariamente se obtuvo 2 premios especiales: Mejor Prácticas Humanas Integradas e Inclusividad. El primero se refiere a que el equipo aprendió a divulgar y comunicar con la sociedad sobre su proyecto; y el segundo premio, fue novedoso para ellos al ser más de 6 videos educativos en idiomas aymara, quechua y guaraní”, dijo Cecilia Gónzalez, especialista en biotecnología y cofundadora de iGEM Bolivia.

Nuestra Coordinadora Nacional de Investigación, PhD. Lucía Alvarado menciona: «Es importante la apertura de estos espacios de trabajo colaborativo, donde el interés por un área del conocimiento como es la biotecnología, ha permitido integrar de forma inédita a un equipo boliviano para que realice su participación en una competencia tan renombrada como iGEM. Habiendo obtenido un resultado satisfactorio en esta primera experiencia, como Universidad seguiremos apoyando el desarrollo de las prácticas y de prototipos experimentales en nuestros laboratorios»

Por otra parte, Tania Pozzo, también cofundadora de iGEM Bolivia y especialista en la rama, que radica en Suecia explicó que “para Bolivia es muy importante tener una representación en este tipo de competencia internacional para destacar como país. Lo que se espera es establecer las bases en biología sintética con el objetivo de que las nuevas generaciones de jóvenes bolivianos tengan el acceso a hacer ciencia en Bolivia resolviendo problemas que la sociedad boliviana confronta”.

IGEM

El equipo boliviano se conformó por más de 60 estudiantes de La Paz, Cochabamba, Santa Cruz y Chuquisaca, bajo la dirección de Tania Pozzo y Cecilia Gónzalez, ambas biotecnólogas y contó con el apoyo de la Universidad Franz Tamayo (UNIFRANZ) en Cochabamba que puso a su disposición laboratorios, reactivos e insumos para poder llevar a cabo esta investigación.

“ARSENITO” es el nombre de este biosensor de arsénico con circuitos genéticos para detectar el arsénico en el agua. El equipo ganador diseñó un biosensor para metal pesado que es un dispositivo analítico que consta de un componente biológico y un sistema transductor. 

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *