Cuatro historias de luchadores paceños | Unifranz

Cuatro historias de luchadores paceños

Cuatro historias de luchadores paceños

La pandemia del COVID 19 ha generado cambios trascendentales en la forma que vemos el mundo. Desde la zozobra de marzo de 2020 hasta la motivación de una nueva presencialidad en septiembre de 2021, los dos extremos han sido escenario para reflejar la capacidad innata de mujeres y hombres que luchan desde diferentes ámbitos para salir adelante.


Dos estudiantes y dos profesionales comparten sus historias de fracasos, éxitos y sobre todo perseverancia para afrontar los nuevos retos surgidos. Por el mes del médico y el estudiante, septiembre, UNIFRANZ destaca a estos jóvenes y profesionales que nos relatan sus vivencias desde el ámbito laboral y académico, como también sus secretos para brillar en sus rubros.

Ximena Salinas Martínez

Médico Directora Hospital La Merced

Ximena Salinas, última a la izquierda junto a su equipo de trabajo COVID19.
Ximena Salinas, última a la izquierda junto a su equipo de trabajo COVID19.

“El servicio público tiene desazones, pero es algo maravilloso y muy lindo. Te permite dar un poco más de ti a la sociedad, saber que vas a dejar a tus hijos y a las próximas generaciones un mejor espacio”, asegura Ximena Salinas, Directora del Hospital La Merced.

Durante 5 años la Doctora Salinas ha estado a la cabeza del Hospital Municipal La Merced, donde vivió la pandemia de primera mano. Ningún centro de salud en el mundo estaba preparado para un evento de esa magnitud, “nosotros pudimos prepararnos con un maravilloso equipo de trabajo. Nos transformamos en un hospital de atención exclusiva de Covid”, afirma Salinas. Aprender, adecuarse y redireccionarse se convirtió en parte importante del día a día, mientras se desarrollaban los protocolos adecuados del manejo de pacientes.

Ximena descubrió su vocación al servicio público y también a la docencia recién salida de UNIFRANZ; sus estudios de especialidad en Salud Pública en Brasil le dieron la guía para convertirse en Gestora de Salud y luego adquirir las competencias para ser Directora del Hospital La Merced y Directora Interina Municipal de Salud.

La doctora Salinas destaca la importancia del lado humano en el médico al servicio de la comunidad, señalando que “los médicos especializados en salud pública vemos a la medicina desde la comunidad. Surge para nosotros el reto de enlazar a la comunidad con la salud de sus habitantes”.

Actualmente Salinas trabaja de manera conjunta en la dirección del Hospital La Merced y en la docencia, destaca que en la formación los estudiantes “no deben conformarse e ir tras el siguiente paso”, manteniendo los ojos siempre abiertos ante nuevas oportunidades de mejora.

Ronald Miranda

Odontólogo/ Responsable Departamental del Centro Coordinador de Emergencias en Salud del Sedes La Paz

Ronald Miranda, en cuclillas de azul en la capacitación en Japón
Ronald Miranda, en cuclillas de azul en la capacitación en Japón

“El liderazgo siempre se desarrolla en la práctica y no en la teoría. En la crisis es importante tomar el liderazgo y enfrentarla”, asegura confiado Ronald Miranda, responsable del Centro Coordinador de Emergencias en Salud del Servicio Departamental de Salud – La Paz. Desde su puesto conoce muy bien las crisis. Graduado como Odontólogo de UNIFRANZ, desarrolló su carrera vinculado al manejo de emergencias médicas, desde municipios, a nivel departamental y ahora apuntando a nivel nacional.

Junto a su equipo de trabajo desde 2015 desarrolló SUMA 161, como Sistema de Urgencias y Emergencias Médicas El Alto, potenciando los alcances y el concepto de la antigua red de ambulancias y emergencias. “Teníamos la inquietud de mejora, porque en Bolivia hay muy pocos que manejan los sistemas de ambulancia, queríamos aprender más, por lo tanto, solicitamos la cooperación de Antofagasta, que nos dio un pantallazo de cómo tenía que ser una Red de Emergencias y ambulancias, por lo tanto, empezamos a estudiar, diagnosticar, planificar, organizar, ejecutar y evaluar”, indica Miranda.

Estos estudios trajeron resultados, junto a su equipo el Doctor Miranda actualizó la antigua red de ambulancias de El Alto, e innovó con la inclusión de big data que gestiona los sistemas de emergencia en el municipio. Parte importante de esta antigua red y nuevo servicio, se centró en las ambulancias. Estos vehículos necesitaban actualización en el manejo del mantenimiento preventivo y correctivo del motorizado y de los equipos médicos que compone un ambulancia; con innovación, el apoyo de estudiantes de ingeniería y mucho trabajo en equipo, Miranda logró mejorar las ambulancias y recibir meses después un “enhorabuena” del equipo Médico consultor de SAyDES España, que vino a Bolivia para capacitar al Doctor Miranda y sus colaboradores, “hemos tratado de demostrar a partir de estas actividades que el boliviano tiene iniciativa”, destaca.

El año 2017 viajó a Japón para realizar un curso de administración de emergencias y desastres para países latinoamericanos. Junto a profesionales de la región en distintas prefecturas japonesas, intercambiando experiencias, habilidades y sobre el “know how” para generar buenas prácticas en los servicios de emergencias de Bolivia.

El legado del Doctor Miranda puede ser registrado en la creación a nivel nacional de: Normas de Ambulancias Aéreas y la Norma de Ambulancias Terrestres, Norma Nacional de Caracterización del Sistema Nacional de Emergencias en Salud, Resoluciones Administrativas que coadyuvan y fortalecen el sistema de referencia y contrareferencia. “Hay que saber crear, no podemos pensar que el libro lo es todo, hay que innovar y crear algo”, reflexiona Miranda al ser consultado sobre las enseñanzas que rescata de su experiencia, mientras termina su día como Responsable Departamental del Centro Coordinador de Emergencias en Salud SEDES La Paz.

Alison Rojas

Periodismo Becaria UNIFRANZ

Alison Rojas, primera en la foto de izquierda a derecha. Junto a sus compañeros de carrera, antes del inicio de la pandemia
Alison Rojas, primera en la foto de izquierda a derecha. Junto a sus compañeros de carrera, antes del inicio de la pandemia

Alison estudia Periodismo en UNIFRANZ. Encontró su vocación desde el primer día que la Universidad la visitó en su colegio, donde también descubrió su pasión y motivación por algún día ser periodista, siguiendo los pasos de su mentor John Arandia. “Es mi pasión desde que la vi, la escuché y la sentí”, afirma Alison mientras habla emocionada de su carrera.

La pandemia cambió su forma de vivir, como a la mayoría de los habitantes del mundo, “fue un golpe contra la pared”, afirma, para el cual nunca estuvimos preparados. Pero también fue un motor para adecuarnos a nuevas formas de vivir, trabajar y estudiar. La pandemia también trajo cosas positivas, las familias se unieron más, muchas de ellas llegaron a conocerse como no lo habían hecho antes.

Los cambios trajeron adecuaciones, “muchos docentes se han vuelto amigos, consejeros, porque algunas personas no han sabido manejar el encierro. Los docentes y la Universidad nos han brindado ese apoyo” sentencia Alison refiriéndose a la mejora en las relaciones docente/estudiante y a una UNIFRANZ cada vez más comprometida con el bienestar de sus alumnos.

Alison este agosto inicia su 6to semestre en UNIFRANZ con la motivación de su beca, aunque extraña la dinámica de “ir a la universidad”, está convencida que este proceso dará en algún momento de forma gradual.

Valentina Fernández

Ingeniería Económica  Becaria UNIFRANZ

Valentina Fernández sentada de azul a la izquierda junto a sus compañeros, durante su estancia en la Universidad de Boyacá en Colombia

 

A dos meses de terminar Ingeniería Económica, Valentina Fernández tiene claro dónde se ve en cinco años, “quisiera trabajar en el Banco Central o en ASFI [Autoridad de Supervisión del Sistema Financiero], me gusta mucho el sector público”, señala la estudiante que no tiene ningún reparo en demostrar constantemente su amor por Bolivia.

Valentina tiene la esperanza de graduarse por excelencia, su vida académica está repleta de puntos altos. Actualmente tiene la Beca de Excelencia en UNIFRANZ. Viajó el año 2019 a la Universidad de Boyacá en Colombia como parte de un intercambio con la Beca Internacionalízate, y desde hace 3 meses es parte de una agencia de bolsa, donde combina las 8 horas de trabajo con sus estudios.

¿Cómo es posible esta combinación de trabajo y estudio? “Todo es cuestión de prioridades”, afirma Valentina. Esta mezcla tiene una máxima en la estudiante destacada, “si tu priorizas lo que quieres en la vida te va bien y así fue mi caso”. Es muy importante indicar que estas dos responsabilidades se encuentran complementadas con su amor por jugar fútbol, el aprovechamiento de las relaciones sociales y emprendimientos propios. Junto a sus hermanos creó el 2019 Burgoloso, un negocio de hamburguesas que empezó como un food truck y actualmente se extendió a dos sucursales más en Miraflores y la Zona Sur de La Paz.

Valentina se ve en un futuro muy próximo alistando sus maletas para viajar y continuar con estudios de Postgrado. Tiene la mente puesta en México o España como opciones donde continuar sus estudios. Es consciente que la oportunidad que le dio UNIFRANZ para intercambio en Colombia fue una manera de despertarle una visión más internacional de su profesión, del mundo y su amor por Bolivia.

La pandemia también trajo adecuaciones para Valentina. Los 15 días de cuarentena estricta ordenados por el gobierno nacional, durante el mes de marzo de 2020, fueron vistos por muchos jóvenes como algo temporal, 16 meses después se ha generado una nueva presencialidad que combina el trabajo y el estudio con el hogar, “fue complicado, pero con el tema de las plataformas se fue dando super bien” señala Valentina, refiriéndose a esas primeras semanas, y agrega que “cuando uno quiere, aprende”.

Aunque está a unos meses de terminar la universidad, aún no pierde la esperanza: “Sería clave volver a lo presencial”, finaliza Valentina.

 

Sobre UNIFRANZ

La Universidad Privada Franz Tamayo – UNIFRANZ cumplió 28 años de trayectoria en educación superior y mantiene el compromiso de acompañar la evolución de la sociedad en este mundo globalizado. Su actual modelo pedagógico tiene un enfoque por competencias que se apoya en tres pilares: el saber, el saber hacer y el saber ser, a fin de formar profesionales con talento de clase mundial. Igualmente, UNIFRANZ considera vital la internacionalización en su visión de una universidad disruptiva y transformadora que apunta a cambiar el modelo educativo en Bolivia. Cuenta con una infraestructura de más 65.000 metros cuadrados construidos en La Paz, El Alto, Cochabamba y Santa Cruz. UNIFRANZ cuenta con la recertificación de calidad ISO 9001: 2015 y la Certificación MERCOSUR en sus programas de Medicina y Odontología.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *