“La solidaridad no es una opción, es una obligación”

“La solidaridad no es una opción, es una obligación”

El abogado Jaime Nebot Saadi, exalcalde de la ciudad ecuatoriana, al frente del Comité Especial de Emergencia por el Coronavirus, fue el invitado especial del Webinar Internacional «Guayaquil. Experiencias y aprendizajes de la pandemia», realizado este 18 de junio. 

Santa Cruz, junio 2020.- Las lecciones que dio al mundo Guayaquil en el enfrentamiento al Covid-19, y que alientan la certeza de que entre todos podemos vencer el virus, fueron relatadas por el abogado Jaime Nebot Saadi, ex alcalde de la ciudad ecuatoriana y líder del Comité Especial de Emergencia por el Coronavirus, en el Webinar Internacional «Guayaquil. Experiencias y aprendizajes de la pandemia».

Precedida de una gran expectativa en el país, y en particular en Santa Cruz, la conferencia virtual de Nebot Saadi -invitado especial UNIFRANZ- llegó a miles de personas, interesadas en conocer de primera mano la experiencia que posibilitó a Guayaquil contener la pandemia del Covid-19, cuando hace apenas dos meses era una de las ciudades más golpeadas en América Latina.

La realización de este webinar, impulsada por el Dr. Carlos Dabdoub, Vicerrector de UNIFRANZ Santa Cruz, surgió de la preocupación por la actual emergencia sanitaria del departamento, cuyos efectos comienzan a ser similares a los que vivió Guayaquil, donde se constituyó un Comité, para ejecutar acciones que revirtiera la crisis y liderado por Nebot Saadi e integrado por instituciones, empresarios y otros actores,

En la apertura del webinar, el doctor Dabdoub dio la bienvenida. Nebot Saadi agradeció por la invitación y afirmó que, al aceptarla, cumplía con el principio de que «la solidaridad no es una opción, es una obligación».

Explicó la premisa que alentó la creación de dicho Comité «En momentos como estos, hay que sumar, hay que multiplicar, hay que ordenarse, hay que coordinar, hay que guardar la calma sin perder la preocupación».

Detalló la estrategia que desarrollaron para hacer frente a la crisis, basada en la suma y sobre todo la coordinación de diferentes actores como empresarios y la sociedad civil.

«Nosotros escogimos el camino de la prevención, de la curación, del abastecimiento de tiendas y de mercados, y de llevar raciones de comida gratuitas a las casas, para la gente que por guardar la cuarentena no puede trabajar y vivir de su sustento», en una ciudad donde prevalece la actividad económica privada pequeña, mediana y grande, señaló. «La ciudad no podía estar en la disyuntiva de morir de coronavirus o morir de hambre» en medio de la cuarentena, enfatizó.

En su criterio, con la pandemia, quedan varias lecciones: «uno aprende a valorar lo que realmente importa en la vida, su familia, su vida, su tranquilidad»; que «en cualquier momento la vida cambia» y que «si se hacen las cosas mal, uno se puede morir y si se hacen bien, de forma positiva, hay gran chance de salir adelante. Las lecciones positivas son siempre más que las negativas», aseguró.

Uno de los participantes en la conferenia virtual, el Dr. Germán Antelo, expresidente del Comité Civico de Santa Cruz, consideró «importante esta experiencia que nos muestra que la participación organizada de los sectores productivos y la sociedad civil organizada, junto al Estado en sus tres niveles, es fundamental para el control de la pandemia».

La Rectora de UNIFRANZ, arquitecta Verónica Ágreda, clausuró esta conferencia virtual, agradeciendo al disertante por aceptar la invitación a compartir sus experiencias, y consideró que es imprescindible aprender de estas buenas experiencias, «para que la sociedad civil reaccione, para que el empresariado entienda que este es un llamado a la acción, para que los gobernantes y las personas que diseñan las políticas y toman las decisiones también entiendan que hay caminos y vías, y que somos interdependientes, nos necesitamos todos y necesitamos la solidaridad y la coordinación».

Sobre UNIFRANZ

La Universidad Privada Franz Tamayo – UNIFRANZ cumplió 27 años de trayectoria en educación superior y mantiene el compromiso de acompañar la evolución de la sociedad en este mundo globalizado. Su actual modelo pedagógico del enfoque por competencias se apoya en tres pilares: el saber, el saber hacer y el saber ser, a fin de formar profesionales  con talento de clase mundial. UNIFRANZ considera vital la internacionalización en su visión de una universidad disruptiva y transformadora que apunta a cambiar el modelo educativo en Bolivia. Cuenta con más de 13.000 de estudiantes y cerca de 2.000 docentes de pre y postgrado, y una infraestructura de más 65.000 metros cuadrados construidos en La Paz, El Alto, Cochabamba y Santa Cruz. Además, obtuvo la certificación de calidad ISO 9001: 2015, así como la certificación MERCOSUR en sus programas de Medicina y  Odontología.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *